Hilos Tensores

Tratamiento facial y corporal 

AdobeStock_210844478-1080x675%20-%20Copy_edited.jpg

Los hilos tensores se utilizan en muchos tratamientos, siendo el lifting facial sin cirugía el más conocido, poseen tipos y funciones diferentes.

¿Qué hilos tensores existen?

Los primeros se denominan monofilamento. Tienen dos finalidades:  re-densificar la piel y redefinir el contorno facial.

Los otros hilos que utilizamos en nuestros tratamientos son los espiculados. Estos se utilizan en edades más avanzadas o cuando el grado de flacidez del rostro es mayor.

¿Cómo es el tratamiento?

El número de hilos tensores que se utilizan en un tratamiento dependerá del paciente, de cómo tiene la piel y los resultados que quiera obtener.  Lo primero que realizamos es una consulta profesional, en la cual se estudian los vectores de tensión en la piel del paciente. Realizamos un diseño personal del rostro marcando poco a poco dónde colocar cada hilo y cuántos harían falta. En conclusión, evaluamos el número de hilos tensores necesarios para cada paciente en particular.

La duración total de este tratamiento no es mayor a 45 minutos. Además, una vez finalizado el paciente podrá volver a su rutina habitual de forma inmediata.

Resultados:

La duración aproximada del resultado se encuentra entre 18 y 24 meses.

El mismo, dependerá de las características de la piel, de cada paciente en particular.